Texts

Texto realizado por Carlos Delgado Mayordomo para su publicación en el libro Estéticas Migratorias, editado por la Universidad de Murcia, España.

Identidades en Tránsito. Artistas latinoamericanos en un contexto global.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Texto para BODY AND SOUL
Una selección de videoarte iberoamericano contemporáneo para A Window in Berlin
por Chema de Francisco.

Body and Soul

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

Nota en el Diario Reforma de la ciudad de México sobre la exposición Tácticas de Identidad en el Instituto de México en España.

Explora Montes Identidad

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Texto para la exposición MOTHERLAND, por Daniel Lesmes

Tierra de Montes

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ Entrevista en la revista online No Rock Solo 10/10/2012:

Naranjos, Montes y Cultura Urbana

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ Sobre Habitatges en la galería Lluç Fluxá, 2011.

Diario de Mallorca ‘Habitatges’ reflexiona sobre el sentido de la vivienda

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++  About his work (Translation upon request):

“El trabajo de Andrés Montes incide en que el concepto de hogar es una mera abstracción, ya que su significado viene dado por el uso que se hace del espacio que consideramos como propio. La constante transformación de este significado se releva en unas obras multidisciplinares que no están ligadas a un escenario territorial fuerte, sino vinculadas a un mundo marcado por tránsitos, desplazamientos y migraciones”.

 -Carlos Delgado Mayordomo es comisario de exposiciones y crítico de arte.

 +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 

La seducción de Andrés Montes con su “I am home”, una reflexión sobre el hogar y la identidad: el placer del dibujo, la magia de las diapositivas, una instalación que incluye una casita de terrones de azúcar y hormigas y esa frase fascinante, que hay que descubrir: “Siempre supe que te irías pero nunca pensé que sería tan pronto”.

 -Jesús Gironés es responsable de exposiciones de El Foro de Pozuelo, Madrid.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++  

“Somos en la medida en que habitamos y a este trabajo, una y otra vez recomenzado, siempre nuevo de nuevo, lo llamamos arte. Andrés Montes tiene así algo del narrador tal como lo caracterizó Walter Benjamin, que entreteje historias y es custodio de una experiencia que hoy se pierde por todas partes, y que en su caso corresponde a un largo viaje que comenzó cuando no era más que un chamaco y aún no ha terminado. “Siempre supe que te irías pero nunca pensé que sería tan pronto” es la frase que repite ese caligrama donde se perfila una casa, pero precisamente es este trabajo de la repetición lo que le confiere su arte al narrador. Nuestro artista lo es tanto como es buen tejedor, y lo que aquí ofrece son las entretelas de este arte. Sabemos que su primera exigencia es el cuidado y lo que aquí se cuida son como veis lugares. Y él se cuida mucho de construirlos, se cuida mucho de hacerles sitio en el territorio. Cuidar del lugar es construirlo y en esto parece consistir para el artista el trabajo de habitar”.

-Daniel Lesmes es filósofo e historiador de arte en la Universidad Complutense de Madrid.

 +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++ 

Por dónde empezamos la casa. Si es por el hogar –la hoguera, su centro– pronto se nos escapa, como el propio humo: por el tejado. Quedarán entonces el suelo y sus paredes, el terreno y sus límites: por aquí se cierra, y dentro se habita.

La vieja teoría sobre el origen textil de la arquitectura nos resulta en este punto sugerente. Semper señaló con ella que la casa comienza por el coser, pues las primeras paredes habrían sido tejidas y desplegadas desde lo alto hasta el suelo, limitando el espacio para hacernos un sitio. Con afán germánico de exactitud indicó aquí el parentesco entre dos palabras: Wand (pared) y Gewand (vestido), y así de unidos aparecen también en nuestro idioma el habitar y el hábito.

Conque la casa finalmente habrá de empezarse por esa labor de aguja, repetitiva por excelencia, en efecto, lo más parecido a un hábito, manteniendo los puntos espaciados y con la misma profundidad, cotidiana, a lo largo de todo el trabajo.

Se cose entonces la casa, tal y como Andrés Montes muestra en esta exposición. El habitar entonces encierra tanto como guarda, enseña tanto como oculta. Luego, de poco en poco, igual que se hace un pespunte, se llena la casa: lo que contenga nos pertenecerá con la sola condición de pertenecerle nosotros a ella. Y quizá sea ese doblez del hábito lo que ofrece como leve sospecha, cuando en casa todo lo que brilla es por su ausencia.

Para sentar cabeza tenemos sillas aquí, para salir volando ventanas, para mirarnos mirar, espejos. Casas de cartón, casitas prefabricadas, un pequeño terruño, la búsqueda de un hábitat. Se trata pues de explorar el gozne de lo familiar, y constatar lo que en ello hay de inquietante, cuando todo hábito tiene algo de olvido distraído, de recuerdo como por costumbre.

“Narrar historias”–decía Walter Benjamin–“ siempre ha sido el arte de seguir contándolas, y ese arte se pierde sin capacidad de retenerlas. Y se pierde porque ya no se teje ni se hila mientras se les presta oído. Cuanto más olvidado de sí mismo está el que escucha, tanto más profundamente se impregna su memoria de lo oído”.

En esta línea, la propuesta de Andrés Montes explora los procedimientos del habitar, el vaivén de lo extraño y lo familiar, lo visible y lo invisible, o la charada que se traen la memoria y el olvido.

El movimiento no deja de ser paradójico, y lo es desde el hogar mismo, para los griegos literalmente el lugar desde el que se comienza, desde el que se parte, imaginamos, a la búsqueda de lo que es siempre nuevo. “El arte, sin embargo”, como escribió Kierkegaard, “sería tener nostalgia del hogar incluso estando en casa”.

Daniel Lesmes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s